MURIÓ EN EL ASILO SOLO: Pero sus últimas palabras transformaron la vida de sus enfermeras para siempre

Miles de señores y señoras mayores de edad pasan sus días esperando en asilos las visitas de sus familiares o amigos y muchas veces se ven completamente desilusionados ya que nunca llegan.

En Australia un anciano murió en un hospital en una pequeña ciudad. El señor se encontraba en condición de pobreza material.

Jamás nadie imaginaba que este viejo podría llegar a dejar algo tan valioso, pero momentos después de morir solo, una de sus enfermeras estaba recogiendo las cosas del anciano y sin querer encontró una fascinante poesía que la conmovió tanto que decidió compartirla con todos sus compañeros de trabajo del hospital.

Luego de unos meses una de sus compañeras decidió publicar este poema en la edición navideña de una conocida revista de esa ciudad.

Estas fueron las palabras de este señor que cambiaron y cambiaran la vida de muchos:

“COMPARTE ESTAS BELLAS PALABRAS CON TODOS TUS AMIGOS. REALMENTE VALE LA PENA HACERLO Y PODEMOS APRENDER MUCHO DE ELLAS”

-Contenido relacionado-

Loading...
loading...
Close
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE